Hotel Hilton Diagonal Mar Barcelona

1

Este hotel de la cadena Hilton abrió sus puertas en 2005, en una de las áreas más modernas y vanguardistas de Barcelona. Excelentemente ubicado, a pocos minutos a pie de la playa, escasos 400m., rodeado de zonas verdes y de lujosos edificios de diseño. De hecho, el hotel está junto al Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB) y junto al Centro Comercial Diagonal Mar. Es decir, tiene unas maravillosas vistas del Mediterráneo desde cada una de las habitaciones, y al mismo tiempo una vida social muy activa, pero sin llegar al extremo de ser ruidoso durante la noche. Perfecto para hacer una escapada o para unas agradables vacaciones en cualquier época del año.

El Hotel Hilton Diagonal Mar Barcelona cuenta con 413 habitaciones y 20 suites equipadas con la tecnología más moderna, por ejemplo, despertadores compatibles con el reproductor mp3. Obviando mencionar lo que consideramos normal en cualquier hotel: aire acondicionado, wifi e internet de alta velocidad, bañera o ducha regulables, minibar, televisor LCD, etc… Personalmente os diré que las habitaciones son muy espaciosas y cómoda, pero sobre todo, los baños. Me gusta la distribución y la amplitud, donde prima el concepto de ergonomía que ofrecen. Hay mucho espacio para dejar tus objetos personales y eso se agradece.

Habitación del Hilton Diagonal Mar Barcelona

Habitación del Hilton Diagonal Mar Barcelona

El hotel es muy moderno y bastante elegante, pero si tuviera que elegir una zona, sería la terraza: Purobeach Barcelona, que abre entre mayo y octubre. Lo definen como un oasis de relax en plena ciudad. Lo cierto es que durante el verano, la piscina, las tumbonas, la decoración… parecen transportarte a una coqueta playa caribeña. Creo que es el lugar perfecto para tomarse una copa después de un duro día de trabajo o después de un largo día de hacer turismo recorriendo la ciudad condal, algo que todos sabemos que puede ser agotador. La terraza está abierta tanto para los clientes del hotel como a la gente de la ciudad que quiera pasar un buen rato. Como extra, ofrecen masajes. De hecho, también existen las Relaxation Rooms, que son habitaciones especialmente diseñadas para que el espacio, la luz y los colores provoquen en la persona un efecto sedante irradiando tranquilidad. Después de esto ya no puede quedar señal del estrés. Pero si persiste… piscina, gimnasio, sauna o solárium harán el resto.

A la hora de comer también hay oferta. Sus menúes son los más cosmopolitas de la ciudad, bajo la filosofía del M3, esto es, influencias de Miami, Melbourne y Marrakech… con esta propuesta creo que nadie se quedará con hambre y que habrá platos para todos los gustos. Si no, siempre podemos recurrir al Restaurante Índigo, y su pequeña terraza, o tomar un aperitivo en la Lounge bar del Purobeach Restaurant o el Pistaccio Lobby and Lounge,q ue es idela para tomar un cóctel.

También, creo que es interesante señalar que hay opciones para los que no viajan por placer, sino por negocios. El hotel cuenta con 104 habitaciones ejecutivas con recepción privada y un salón exclusivo donde se ofrecen desayuno y bebidas por cortesía del hotel. Además hay 15 salas de reuniones con luz natural, un salón de actos con capacidad para 1.000 personas. Así como la fabulosa terraza Purobeach Barcelona, abierta de mayo a octubre, donde se celebran también eventos, con capacidad de hasta 1.800 personas de pie o 500 sentadas para comer o cenar. Y finalmente un business center totalmente equipado.

Por último, destacar que además de la zona comercial que hay al lado del hotel, también está ubicado junto a una preciosa plaza, “Willy Brand”, donde se suelen organizar todo tipo de actos culturales, deportivos e incluso exposiciones o conferencias. Con lago artificial dando a la zona una apariencia de tranquilidad que se agradece.